10 lugares para visitar en Roma

¿Cuántas clases acerca del Imperio Romano habéis tenido? ¿Cuántas películas donde se veía el Coliseo Romano o la lucha de los gladiadores habéis visto? En fín, sea como sea, siempre acerca de Roma hemos escuchado. Así que, la visita a esta espectacular ciudad es casi obligatoria. Estar de cerca, mirar sus ruinas, escuchar su historia, visitar sus plazas, capturar el momento y ¿porqué no? hasta imaginar el pasado, es toda una experiencia que atrae a millones de turistas cada año.

Pero eso sí, si podéis elegir en qué temporada ir, no lo hagáis en verano porque la humedad hace casi inviable pasear por la ciudad. En cambio, si estáis allí en esa estación, os podéis ir armando de valor y comprar un abanico, que lo necesitaréis.

Como siempre empiezo divagando, y es que ¡recordar es volver a vivir! Vamos directo al punto: ¿Qué ver? Roma es una de las ciudades más emblemáticas del mundo, por su historia y porque ofrece una gran cantidad de atractivos turísticos para visitar que os dejarán sin palabras. Debéis hacer una lista de sitios a visitar teniendo en cuenta los días que durará vuestro viaje. Lo que os recomiendo es:

Roma es una de las ciudades más emblemáticas del mundo por su historia y porque ofrece una gran cantidad de atractivos turísticos.

  1. Disfrutar del recorrido en el Coliseo Romano y descubrir los acontecimientos que se desarrollaron en ese lugar.
    Coliseo Romano
  2. Perderse por la antigua ciudad de Roma: el Foro Romano, aquí encontraréis unas ruinas con mucha historia.
    Foro Romano
  3. Admirar el Panteón, uno de los monumentos mejor conservados de la Antigua Roma.
    El Panteón
  4. Visitar la Basílica de San Pedro, toda una obra arquitectónica, famosa por ser el centro de la cristiandad y la iglesia más grande del mundo.
    Basílica San Pedro
  5. Descansar en la Fontana di Trevi, la fuente más grande y conocida de toda Roma – pero no os tiréis al agua, he visto a los carabinieri detener a unos turistas un tanto atrevidos…
    Fontana de Trevi
  6. Aprovechar la visita de la Capilla Sixtina para bajar por su escalera en forma de espiral.
    escalera capilla sixtina
  7. Dirigirse a la plaza Navona para apreciar la fontana dei Quattro Fiumi.
    Fontana dei Quattro Fiumi
  8. Descubrir la fuente del Moro, obra de Gian Lorenzo Bernini (famoso escultor de estilo barroco).
    fuente del Moro
  9. Visitar el Monumento a Víctor Manuel II donde algún actor callejero vestido de centurión romano nos recordará la historia de la antigua Roma (y tratará de cobrarnos por tomar una foto con él).
    Monumento a Víctor Manuel II
  10. Recorrer el Tíber, el principal río de Roma y el tercero más largo de Italia.
    Río Tiber

Estos son mis lugares preferidos de Roma, pero sin duda hay mucho más por visitar. Espero os guste el post y desde ya me disculpo por las fotos, fueron de las primeras que tomé cuando aún estaba con la cámara digital. No dejéis de compartirme vuestras fotos y contarme qué tal vuestro viaje.

 

Anuncios

Cómo planificar tu viaje en Tailandia

Si pensáis que decidir y planificar los lugares a visitar para las vacaciones no es tarea fácil, entonces este es vuestro post. ¡Claro! Previamente, se trata de considerar: el presupuesto, la seguridad del lugar, la forma de llegar, y otros detalles más. Pero, si estáis aquí es porque tenéis claro que Tailandia es vuestro exótico destino. Y no os equivocáis, porque son más de 30 millones de turistas que se dejan cautivar anualmente por su gastronomía, su cultura o sus paisajes: realmente, es un destino paradisíaco que cualquier turista quiere visitar.

Ya habiendo elegido el lugar, es el momento de organizar las vacaciones. Imagino que no todas vosotras sois de las que os gusta planificar, pero en este caso lo aconsejo sin dudar. Tailandia tiene tanto que ofrecer que, elijáis los días que elijáis, siempre os quedaréis cortas para descubrir este país. Entonces, ¿cómo empezar? ¡Fácil! Toma nota y considera los días de vacaciones, el presupuesto y el destino como lo primero a tener claro.

Partir de las vacaciones es lo más fácil, porque en muchos de los casos los días dependerán de lo que nos den en el trabajo. Pero, si tenéis la suerte de elegir, os aconsejo dedicar 15 días para conocer Tailandia y sobretodo hacerlo en la temporada de buen tiempo, evitando así lluvias y monzones. Si os sirve de algo, yo viajé del 12 al 27 de enero y encontré vuelo bastante económico, a pesar de no ser temporada baja.

30 millones de turistas se dejan cautivar anualmente por su gastronomía, su cultura o sus paisajes.

En el caso del presupuesto, debéis considerar el alojamiento, la movilidad, las entradas a museos, los tours y la comida. No puedo ayudaros con este tema porque esto dependerá mucho de vosotras y cómo queréis vivir vuestras vacaciones. Es decir, ¿queréis albergues o hoteles con piscina? Si es albergue podéis encontrar desde 13€ y si es un hotel con piscina lo podéis encontrar desde 40€. ¿Queréis comida callejera o restaurantes? En Tailandia, la comida callejera es, a pesar de las apariencias, muy higiénica y la podéis encontrar desde 1€, mientras que la comida en restaurantes la pagáis desde 5€. Si se trata de restaurantes gourmet podéis pagar desde los 20€ por persona. La movilidad es bastante económica si se trata de transporte público. En el caso de tener que elegir entre tuc tuc (ya os explicaré qué son) o taxi, yo os recomendaría taxi dado que el precio es prácticamente lo mismo y la seguridad es mayor. En otros posts os hablaré acerca de los lugares que visité y allí os contaré al detalle el precio que pagué en cada uno de mis tours.

Planear un viaje no se limita únicamente a decidir el destino, sino que hay que pensar en la ruta por cada lugar dentro del país que se desea visitar. Definitivamente, a menos que no deseéis únicamente relajaros en alguna de sus playas, Tailandia es un país que se disfruta más recorriéndolo. Pero es también un territorio bastante grande, y con mucho que ver: por ello, os recomiendo estructurar un documento en donde esté especificado los lugares a visitar por días. Esperando que os ayude, aquí comparto mi planning donde detallo los lugares que visité y los días que dediqué a cada uno.

Planificación de viaje a Tailandia.jpg

Bueno chicas, espero que esta pequeña información sea de utilidad. Hay mucho más por contaros acerca de este tema, así que prometo que en otro post daré consejos de las cosas a tener en consideración para antes de viajar. ¿Quizás queráis informaciones sobre algún tema en concreto? Entonces, espero vuestros comentarios acerca de qué os gustaría leer.

14 cosas que hacer antes de viajar al extranjero

¡Hola guapas! En el post anterior, os hablé acerca de cómo planificar vuestro viaje a Tailandia y dejé en el tintero algunas recomendaciones que pueden resultar de utilidad para cualquier viaje que realicéis. Como veréis, soy una chica de palabra que se toma muy enserio lo prometido, así que aquí las cosas que suelo hacer antes de viajar:

1- Lo primero que hago es decidir el destino a visitar, considerando sobretodo el presupuesto y los días que tengo de vacaciones. Sé que puede parecer banal, pero a menudo nos ilusionamos con destinos que finalmente son demasiado caros, o de los cuales no disponemos de bastantes días como para disfrutar de todos los atractivos que tienen.

2- Obtengo información acerca del lugar porque lo considero sumamente importante. Averiguo acerca del idioma, el tipo de moneda, la cultura, los medios de transporte, el tipo de enchufe, el costo de vida y todo lo que me pueda servir para no tener ningún inconveniente.

3- Preparo la documentación necesaria: DNI y pasaporte, observando que la fecha de los documentos no estén por caducar. Algunos países exigen que el pasaporte sea válido durante seis meses después de la fecha de regreso. En otros destinos se requiere el visado, por lo que será necesario cumplir con la documentación que se solicita y aplicar con mucha antelación.

4- Planifico la ruta con la ayuda de una guía de viajes o de los consejos de los blogs online. De esta manera, podré visitar mayor cantidad de lugares sin perder tiempo buscando la ruta in situ.

5- Compro el billete de avión con mucha antelación para obtener mejores precios. De preferencia busco el sitio online oficial de cada compañía o una agencia de viaje fiable.

6- Reservo los hoteles usando las plataformas online: Trivago, Booking y hasta Airbnb. Todo dependerá del tipo de vacaciones. En mi caso, prefiero unas vacaciones sin sorpresas y destino un presupuesto medio al hospedaje porque aprecio la comodidad. No me salgo de mi presupuesto, por lo que si un día de mi viaje decido ir a un hotel de 5 estrellas, soy consciente que tres días me tocarán 3 estrellas.

7- Realizo las vacunas, compro medicamentos y me informo si el seguro médico es válido en el país que visito. Si no lo es, conviene contratar un seguro de viaje, hay muchas compañías que lo ofrecen. Según el destino, merece la pena pensárselo porque, sin seguro, la asistencia sanitaria en el extranjero te puede salir realmente caro.

A menudo nos ilusionamos con destinos que finalmente son demasiado caros.

8- Hago una copia de mis documentos, ruta de viaje y números de teléfonos en el Google Drive en caso de pérdida o robo.

9- El dinero se suele cambiar en el país de destino porque conviene más. Yo prefiero cambiar una cierta cantidad de dinero antes de viajar. Conviene también consultar nuestra entidad financiera sobre el uso de tarjetas, comisiones aplicables, etcétera. Recordad que, si el banco no está informado acerca del viaje, podría bloquear vuestra tarjeta.

10- Hago una lista de prendas de ropa y accesorios que necesitaré para mi viaje. Haré un post específico contando cómo organizo mi ropa de viaje para no cargar de más. Sólo os adelanto que el secreto está en que las piezas combinen.

11- Hago una lista con cosas electrónicas que me llevaré: PC, teléfono móvil, tablet, cámaras, cargadores, adaptadores (¡muy importantes!), etcétera.

12- Dejo mi ruta a un familiar o amigo con el propósito que si pasa alguna emergencia me puedan ubicar. Si sois muy jóvenes y aventureras quizás no os guste la idea, pero los inconvenientes le pueden pasar a cualquier persona y en cualquier lugar.

13- Averiguo las tarifas de roaming ya que, en muchos casos, pueden ser extremadamente caras. De ser así, convendrá comprar un SIM Card en el país de destino. Normalmente, las suelo comprar al llegar, en el mismo aeropuerto o en un centro comercial.

14- Compro con antelación los billetes de museos o entradas a los lugares que quiero visitar para evitar las odiosas colas. En muchas ciudades turísticas se ha convertido en algo prácticamente necesario, a no ser que queráis pasar media tarde a la espera de entrar o que directamente no encontréis entradas.

Bueno chicas, ya me contaréis qué hacéis vosotras. No lo he puesto en lista pero para mí es igual de importante, llevaros: la buena actitud, las ganas de querer conocer lo diferente, el deseo de explorar nuevos lugares y nuevas culturas, la inquietud de probar la gastronomía local del lugar y el respeto absoluto a las costumbres del país que se visita. ¡Disfrutad mucho de vuestro viaje!

Moulin Rouge, un imprescindible de cualquier viaje a París


Si vais a París, no podéis perderos la visita del Moulin Rouge (Molino Rojo) del español Josep Oller, cuya construcción data del año 1889 en el barrio rojo de Pigalle (también conocido como la zona caliente por la presencia de la gran cantidad de cabarets y sex shops). Pero, que no os pase como a mí, que a las pocas horas para dar por concluido mi viaje me di cuenta – con extrema tristeza – que ya no me daría tiempo para poder disfrutar de un espectáculo.

Por suerte, ¡siempre le pongo actitud positiva a los inconvenientes! Es así como, he aprovechado hasta el último momento lo máximo que me ofrecía aquella ciudad parisina. Sin duda, no me arrepiento haber visto aunque sea la fachada… con el breve tiempo que me quedaba, era lo máximo que podía obtener. Así, me queda la emoción de haber logrado acercarme a este histórico local, y trato de devolver mis impresiones.
Apenas lleguéis a la avenida donde se encuentra el Moulin Rouge, observareis el caótico tráfico que no os dará tregua. De la misma manera, veréis a una gran cantidad de turistas que se aglomeran al frente de tan emblemático lugar y que buscan el mejor ángulo para la foto que inmortalizará su recuerdo.

Pero si a este punto aún no sabéis porqué es importante visitar el Molino Rojo, os recuerdo que fue el club nocturno más famoso del mundo. Su esplendor y glamour se dieron durante la Belle Epoque. En el asistían personas de diferentes clases sociales que buscaban el desenfreno, los bailes de cabaret (can-can) y las noches de absenta.

El Molino Rojo fue el club nocturno más famoso del mundo.

Este lugar sedujo, directa e indirectamente, a príncipes, obreros, literatos y hasta artistas que realizaban sus presentaciones en un ambiente que favorecía el mejor contacto con su público. El club ha sido visitado por grandes literatos, de la fama de Oscar Wilde; en sus escenarios ha podido recibir a personajes como el mítico Frank Sinatra, y luego Liza Minelli, Ives Montand, entre otros más. Y hasta el cineasta australiano Baz Luhrmann se ha visto cautivado por la belleza del lugar – prueba de ello, la película Moulin Rouge, con Nicole Kidman y Ewan McGregor.

Hoy en día también se siguen dando espectáculos los cuales son muy concurridos y costosos, pero a pesar de ello es un reclamo turístico. Lo aconsejo aunque sólo sea para ver la parte externa. Pero, si alguien ha logrado entrar y ver uno de sus afamados shows, ¿qué espera en contarlo en los comentarios?