Qué bikini escoger según tu cuerpo

¡Ya es temporada de playa! Con ello, el buen tiempo, los cuerpos bronceados, el buen humor, la música veraniega y hasta los dolores de cabeza. Sí chicas, habéis leído bien. Algún dolor de cabeza… porque no ha resultado la operación bikini que tanto nos preocupa.

Quizás, de la misma manera que lo he hecho yo, os habéis pasado estos meses disfrutando tanto de la buena compañía  como de los brindis y la comida que os habéis olvidado por completo del bikini y el deporte. Y ahora, ¿qué hacemos? Pues nada, como cada año, tocará elegir el bañador adecuado para disimular esas pequeñas partes que no nos gustan y que nos impiden sentirnos bien.

En lo personal, reconozco que he pasado ya por ello, año tras año. Si algo he aprendido es acerca de algunos tips para no tener que abortar la misión de comprar un bikini que me guste y me haga sentir cómoda con mi cuerpo.

Lo primero que aconsejo es conocer bien vuestro cuerpo, potenciar las zonas que os gustan más de vosotras y disimular aquellas partes con las que no os sentís favorecidas. Por ejemplo, en mi caso, soy una chica de pocas curvas y al no tener caderas pronunciadas o cintura pequeña, uso los bikinis con volantes para dar la sensación de volúmen. De esta misma manera, se debe poner mucha atención de la parte de arriba del bikini. Si tienes mucho pecho, olvídate de los push up que darán una idea desproporcionada de tu cuerpo. En cambio, si tienes poco pecho, plantéate usar los que tienen aro.

Potenciar las zonas que os gustan más de vosotras y disimular aquellas partes con las que no os sentís favorecidas

Como segundo consejo, os diría que es importante elegir el color que os favorezca más, o que resalte más vuestro bronceado. Os recuerdo que no somos únicamente diferentes en las formas del cuerpo sino también en el color de piel. Por lo tanto, la gama de colores que nos favorecerá será de acuerdo a nuestra tonalidad de piel. Si elegís bien, ya no diréis frases como: “qué pálida estoy” o “el año pasado me bronceé más” Si os ayuda de algo, os diré que yo elijo los colores tierra para cuando inicio el bronceado y el fucsia cuando ya estoy muy morena. ¡Ya me contaréis qué usáis vosotras!

Mi tercer consejo, es que déis importancia al modelo. Los hay de una pieza y de dos. Los de una pieza sirven también para estilizar y ocultar la parte abdominal que no a todas nos gusta. Por suerte, ahora ya se pueden observar diseños divertidos, con escote cruzado o con espalda completamente descubierta. ¡En fin, de modelos no nos quejaremos! Pero, si de elegir dos piezas se trata, las opciones se multiplican y sin duda algún modelo ideal se encontrará.

Mi último consejo es que, elijáis lo que elijáis, siempre llevéis el bikini con actitud y seguridad, porque esas zonas que queremos resaltar, esconder o estilizar forman parte de nosotras, y nosotras valemos por lo que somos y no por cómo creemos que nos ven.